Las dos sorpresas de la família xurrupete!

Cheltenham College

Hoy os voy a contar las dos sorpresas más grandes que tuvimos el martes pasado por la noche, la última noche en la que estuvimos aquí en Cheltenham todo el grupo entero, toda la familia “Xurrupete”.

Yo me pasé la mañana del martes preparando la sorpresa de la noche… y para nada me imaginaba que la primera sorpresa me la llevaría yo! Estábamos cenando, nuestra última cena con toda la familia junta, y yo les iba a pedir que nos sentáramos todxs en la misma mesa (normalmente ocupamos una y media), pero cuando yo llegué a la mesa ya lo habían hecho y estaba todo el grupo en una sola… Cosa que tampoco me sorprendió nada. Lo que sí que me sorprendió fue cuando una de las chicas, Berta, dijo “¿Ya está? ¿Estamos todo el grupo?”, miró a ambos lados, todo fueron cabezas afirmativas así que empezaron a picar a la mesa y aplaudir al ritmo del “We will rock you” de Queen. Yo me quedé sorprendido, normalmente estas cosas las organizo yo así que ya vi que algo pasaba. Y de golpe me dieron dos regalos y se pusieron a aplaudir. Los regalos fueron una figura de coleccionista de Hermione Granger (una de las protagonistas de Harry Potter), pues saben que Emma Watson es mi amor platónico. Y un dibujo que hizo Janna Villagrasa con toda la familia xurrupete. Al darme cuenta de qué eran los regalos y asimilar la sorpresa, levanté los brazos y todo el comedor se puso a aplaudir. Fue un momento absolutamente mágico que nunca olvidaré.

La segunda sorpresa vino más tarde, después de la actividad de noche y cuando ya todo el mundo se había ido a sus residencias y quedábamos sólo nuestro grupo en el campus. En aquel momento cogí a Janna Villagrasa, la capitana, y nos fuimos a dentro, donde guardaban nuestras pizzas que justo acababan de llegar. Nadie sabía absolutamente nada, y Janna y yo sacamos las pizzas con los brazos en alto, y todo el grupo se puso a aplaudir. También saqué cantidades indecentes de xuxes, palomitas y patatas chips que había comprado aquella tarde para terminar de rellenar la noche, que nunca falten!

Y cuando terminamos con el festín recogimos todo y nos preparamos, porque la actividad que tanto había estado preparando aún no había empezado.

Primero puse unos rotuladores en el centro del círculo, e hice dos montones. Un montón con rotuladores azules y lilas, estos dos colores simbolizaban “Lo siento”. Otro montón con rotuladores rojos y naranjas, que simbolizaban “Te quiero”. Y en un tercer montón puse muchísimos stikers o enganchinas con caras del “Smile”, caras sonrientes; estas simbolizaban “Gracias”. Cada estudiante debía ir cogiendo uno u otro, ir a otro estudiante y mientras le dibujaba algo en el cuerpo con ese color, o le enganchaba el stiker, le tenía que decir “Lo siento porque el otro día…”, “lo siento porque a veces…”, “lo siento por a veces ser…”, etc. si usaba los azules o lilas. O “te quiero porque eres…”, “te quiero porque ayer…”, “te quiero porque has hecho…”, etc. si usaba los rotuladores rojos o naranjas. O enganchar un stiker mientras le decía a la otra persona “gracias por ser así conmigo…”, “gracias por cuidarme cuando…”, “gracias porque el otro día…”, etc.

Y a la vez dejé un montón con cartolinas de diferentes colores y una buena cantidad de bolígrafos al lado. Con esto cada alumna o alumno debía coger la cartolina que quisiera y doblarla, en una de las portadas, con un rotulador, escribir su nombre y dejarla en el suelo. El resto de estudiantes la irían cogiendo, así como también con el resto, para irle escribiendo una dedicatoria dentro.

Yo simplemente puse música, me senté en el suelo y disfruté del espectáculo, de la satisfacción que después de tan sólo dos semanas se hubiera creado una familia con unos lazos tan estrechos y fuertes como esta. Fue un momento muy emotivo, dos horas de nuestros estudiantes corriendo de un lado a otro, dibujándose por todo el cuerpo, abrazándose, llorando, riendo, hablándose desde el corazón, sincerándose, buscando por todos lados este dosier y el otro para que no les faltara ninguno sin escribirles ni ningún estudiante sin pintarles.

Así es este grupo, así son nuestros xurrupetes.