Time flies in Eastbourne

Eastbourne College

¡Buenos días a todos!

Ya estamos aquí otra vez, esperamos que no nos echéis mucho de menos, porque nosotros hacemos tantas cosas que casi no tenemos tiempo para echar de menos. ¡Nos lo estamos pasando bomba! La primera semana casi ya terminado y no nos lo podemos creer lo rápido que ha pasado.

El sábado fuimos a Londres, y aunque fue un viaje largo debido a que ese día en Londres se celebraba el Pride, supimos matar el tiempo jugando a cartas, hablando, riendo y… durmiendo. Al llegar fuimos directos al museo de la Ciencia, donde vimos una exposición sobre el espacio, y, después de aprender, cogimos el metro de nuevo y nos fuimos a ver la London Tower, el Tower Bridge y a hacer muchas fotos. Tenemos que reconocer que esta zona de Londres es muy turística pero es muy impresionante y preciosa.

Para terminar nuestra excursión por la enorme ciudad de Londres, fuimos a pasear y a tener tiempo libre por Camden, una zona llena de tiendecitas curiosas, mercadillos, puestos de comida y mil cosas por así. Allí los chicos y chicas tuvieron tiempo libre para comprar y descubrir todo lo que quisieran, y después de un día lleno de aventuras, volvimos en tren otra vez a la escuela para cenar. Estábamos exhaustos pero aun así guardaban energía suficiente para la actividad de noche: ¡Voley!

Ayer teníamos día de descanso y relax, así que los estudiantes que están en familia pasaron el día con sus host parents aprendiendo más sobre la cultura y vida inglesa. En cambio, los chicos que están en residencia, por la mañana, fueron a dar una vuelta por el centro y a hacer algunas compras. Y por la tarde, junto a algunos estudiantes de familia que se animaron, algunos fueron a ver la película de Spiderman y la verdad es que nos encanto, el cine era como el de las películas clásicas, antiguo y con mucho encanto. Mientras, los otros estudiantes que no quisieron ir al cine, se quedaron descansando con su familia o en la residencia haciendo actividades.

Y por la noche teníamos la actividad de Treasure Hunt, que consistía en una gymcana por el campus donde tenían que ir buscando pistas por toda la escuela. Aun que quedamos séptimos, tuvieron premio igual; una mascota (un tiburón pequeñito llamado Beacon que nos servirá para llevar en las excursiones para que nadie se pierda).

Hoy vuelve la rutina: los chicos por la mañana tienen clase y por la tarde nos vamos de excursión hasta los impresionantes White Cliffs. ¡Estamos emocionados! Así que en el siguiente post ya os contaremos que tal y os enseñaremos algunas fotos.

¡Y esto es todo hasta ahora! Tranquilos, que nos lo estamos pasando en grande y disfrutando cada minuto. No nos echéis mucho de menos porqué aquí en Eastbourne todo son risas y alegrías.

¡Un beso y hasta la próxima!