Another day of fun

Griffith College

¡Hola hola familias! ¿Qué tal estáis? A ver… que volvemos en dos días y no queremos volver, ¿qué hacemos? ¿nos dejáis quedaros, no sé… un par de días? Y quien dice un par de días más dice, no sé… ¿un par de semanas? ¿Hay trato?

¡Estos días no hemos parado! No, no, cada día, después de desayunar, cogíamos nuestra mochila y directos de excursión. Así ha sido nuestra semana: mañanas excursiones, tardes clases y noches de actividades. ¡No paramos ni un momento!

Como sabéis, el martes lo empezamos en Dublinia, así que el miércoles, para seguir con la historia de Irlanda, fuimos andando hasta Collins Barracks, un antiguo cuartel que ahora es un museo. Ahí hay 3 exhibiciones: una sobre todas las guerras de Irlanda, otra sobre el Alzamiento de Pascua de 1916 y otra sobre arte y objetos. Ahí pasamos toda la mañana, de exposición en exposición descubriendo y aprendiendo.

El jueves por la mañana recorrimos de nuevo las calles de Dublín pero con una finalidad diferente: haciendo el James Joyce Tour. Durante este tour aprendimos más sobre el autor, su vida, su relación con la ciudad, en que se inspiró… y al terminar ¡tiempo libre! Los chicos arrasaron la tienda de suvenir, ¡ya veréis todo lo que os van a traer! Claro, como nos quedan pocos días aquí tenemos que aprovechar cada pequeño momento para comprar todo lo necesario.

Y por la noche… ¡La que liamos en Griffith! ¡Pero en buen sentido, eh! Os vamos a hacer memoria, ¿os acordáis, un par e semanas atrás, que perdimos en el Talent Show? Pues nuestros chicos querían venganza y desde la mañana siguiente de perder, estuvieron pensando que hacer en el próximo Talent Show y al final, encontraron su talento: hacer tiras cómicas de las situaciones que hemos vivido aquí, en las actividades, con los Activity Leaders, en clases, en la ciudad, de la cultura Irlandesa y sobretodo, de la comida. Pues… ¡lo petaron! ¡Literalmente! ¡Los jueces no podían de parar de reír con cada imagen! ¡Que cuando terminaron de mostrar todas las imágenes aún pedían más! Tuvimos que ver todas las actuaciones de nuestros compañeros italianos para saber el veredicto y al final, después de mucho trabajo detrás, conseguimos el tercer puesto. ¡No os podéis imaginar las caras de felicidad cuando les dieron la bolsa del premio llena de chuches y chocolate! Sólo os diré que ya no nos queda Toblerone…

Esta mañana ha sido diferente, no hemos ido de excursión, hemos ido al polideportivo a hacer deporte. Los chicos han jugado a vóley toda la mañana, han derrotado a todos los equipos italianos y al final, todos los Activity Leaders de la mañana se han atrevido con ellos… pero les han ganado igual así que, en resumen, se han pasado la mañana ganando a vóley.

Y por la tarde, como se acerca ya el final de clases, los chicos empiezan a tener sus presentaciones orales finales: algunas son obras de teatro y otras exposiciones orales sobre algún tema. Los profesores quieren evaluar muy bien su nivel ya que mañana… ¡se gradúan! ¡Y les hacen entrega de sus certificados! ¡Que nervios!

¡Y esto es todo! ¡Hasta ahora! ¡Que a los chicos aún les quedan un par de días por aquí y aún podemos vivir mil aventuras! ¡Ya os contaremos próximamente!

Os mandamos muchos recuerdos, besos y abrazos desde Dublín. Y aun que duela un poquito leerlo, repito ¡NO QUEREMOS VOLVER!