Tags:

New York vs Camp Kresge

2018 American Camps

¡Hola familias!

Hemos llegado a la tercera semana del programa, lo que significa que vuestros hijos e hijas van a tener una nueva experiencia en el campamento: ¡Se van a ir de acampada a un lugar fantástico! Aunque las temperaturas son bajas no os preocupéis que en las tiendas van a estar perfectamente bien. El programa CIT va viento en popa y estamos aprendiendo muchas cosas relacionadas con lo que conlleva llegar a ser monitor de un campamento. Pero este post quiere romper un poco con la dinámica de nuestro blog, ya que el viernes abandonamos nuestro campamento para ir a New York.

Nos levantamos a las 5:30 (pues nos esperaban cerca de 3 horas y media de coche hasta New York) y fuimos a desayunar. Durante el camino paramos algunas veces y debido al tráfico que había en los alrededores de la gran ciudad americana hizo que empezáramos a caminar por las calles de Manhattan a las 10:00.

Recorrimos Wall Street, llegamos hasta la parte más inferior de Manhattan para ver la Estatua de la Libertad a lo lejos y anduvimos hasta la zona del Memorial del 11 de septiembre. Entonces cogimos el metro hasta el Museo de Historia Natural para conocer los espacios donde se rodaron las películas de “Noche en el Museo” e incrementar nuestros conocimientos científicos. Era brutal la cantidad de salas que había en el museo e inacabable el número de paneles explicativos de lo que estábamos viendo. Más tarde fuimos a dar un paseo por el Central Park, ya que una entrada al parque se encontraba muy próxima al museo. Visitamos la zona dedicada a John Lenon y los centenares de bicicletas que había por el parque. ¡Se trata de algo tan impresionante que incluso cuenta con semáforos en su interior!

Después, cogimos otra vez el metro desde el Central Park para ir al Rockefeller Centre. Algunos quisieron subir al Top of the Rock para contemplar New York desde otra perspectiva. Los que no subieron tuvieron más tiempo para ir de compras por la 5th Avenue y Times Square. Finalmente, nos encontramos todos en Times Square para despedirnos de la ciudad más famosa del mundo. Al final llegamos al campamento muy tarde, pero así pudimos ver los distintos colores de New York a medida que iba oscureciendo.

El sábado, después del almuerzo, volvimos a Knoebels. A la vuelta al campamento hicimos una fogata y estuvimos hablando y cantando canciones a su alrededor. Este fin de semana largo ha sido muy intenso. Y haber visitado New York no ha dejado a nadie indiferente.

¡Y hasta aquí llega el tercer post desde el campamento Kresge! ¡Os seguiremos informando!