Wednesday, thursday and friday

2018 jóvenes St Michael’s School

Buenas a todas y a todos, apreciadas lectoras y lectores,

Como las chicas y los chicos disfrutan tanto con la tecnología (cómo llevaria yo sin ellos el instagram…! ), en esta entrada a algunos de ellos les ha hecho ilusión ayudarme. Os dejo las narraciones de dos días desde sus respectivos puntos de vista! Debajo de todo podrán encontrar las fotografías pertinentes.

Miércoles (por Núria)

Nos levantamos y desayunamos, cada uno en su respectiva residencia. A las 9:30 nos reunimos en el colegio para apuntarnos a las actividades que se ofrecían ese día y nosotros escogimos hacer bádminton. Estuvimos en un gimnasio cercano hasta la hora de comer y, como cada día, comimos en el Sir Michael School. A las 13:30 empezaban las clases hasta las 17h, hora de ir a cenar. Después de la cena tuvimos la actividad de noche, que decidimos sería a un parque cercano a pasar el rato con otro grupo. Los de la residencia (Barnabas) debíamos estar a las 22 allí, así que salimos del parque y cada uno se dirigió hacia su hogar (tanto los de Barnabas como los de familias).

Jueves (por Paola)

Empezamos el día con un buen desayuno para poder hacer con energía la excursión al Kings College. Una vez dentro del kings College empezamos a sacar fotos del interior de su capilla , nos quedamos sorprendidos de lo bonito que es. A las 12:00 volvimos al colegio con ganas de comer el buen catering que nos preparan. Después de comer tuvimos un rato de cree time hasta que era la hora de empezar las clases.acabamos las clases y fuimos a cenar y después de cenar hicimos gimcana y luego a dormir para el viernes tener energia.

Viernes (por mí, Albert)

Viernes por la mañama, realizamos otra vez la misma rutina que cada día, pero por la mañana hicieron punting, mientras yo recibía la visita del supervisor, Peter, para asegurarse que todo va bien. Cuando terminaron, comimos juntos y fueron a clase. ¡Por fin, último día! Por la noche, tuvimos un karaoke, donde las chicas cantaron “One Kiss”, mientras que yo, junto con Savannah, nuestra house manager, cantamos “You’re the one that I want”, de la película Grease.

Al final del día, estábamos muy cansados, y tuvimos que ir a dormir pronto porque al día siguiente nos esperaba una gran aventura… ¡LONDON!