Science Museum, Cambridge y mucho más

Beckenham jóvenes

Los días van pasando y la actividad no para en Kings Summer y si alguna vez lo hace, nosotros nos aseguramos de mantenernos activos. Después de cenar volvemos a la escuela donde nos encontramos con los otros grupos y disfrutamos de un buen rato de ping-pong, karaoke, discoteca o simplemente hablar (aún tenemos que trabajar un poquiiiiito en la confianza en la pista de baile, la próxima semana conseguiremos no dejar ni un espacio libre en la sala). Ahora bien, los miércoles noche son una de esas excepciones de las que os hablaba en las que Kings Summer para motores pero nosotros no. Las ideas eran varias: kebabs, burgers, fish and chips…en Beckenham hay una calle llena de restaurantes así teníamos para escoger. Al final, la globalización pudo con nosotros y terminamos comiéndonos unos bocatas del Subway en nuestro parque favorito, siempre con risas de banda sonora.

La segunda excursión a Londres fue el día siguiente y fuimos al Science Museum, el cual (no os engañaré), no es el mejor museo de la ciudad. Pero la buena compañía y el karaoke de la actividad de noche hicieron superar la adversidad (entre todos los group leaders tuvimos problemas para quitarles el micro de las manos).

Eso sí, el calor sigue acompañándonos y alguna que otra vez desearíamos un poquito de tiempo inglés, por ejemplo, hoy en nuestra excursión en Cambridge. Cambridge es una antigua ciudad universitaria con edificios preciosos, un pequeño mercadillo y bastantes tiendas y restaurantes. ¿He dicho tiendas? Esa es la palabra clave para captar la atención de todos. Además, si a la palabra “tiendas” le sumas “Cambridge”, sale como resulta

do una sudadera de la universidad, que no combina muy bien con el calor. Pero, como no, nuestras chicas y chicos son unos valientes y a pesar del calor no han podido esperar para ponérsela.

Una cosa sí que les he advertido hoy y es que ahorraran un poco: ¡el lunes visitaremos Oxford Street!