Tests, Dublin centre, shopping, music and… ¡chocolate!

Marino Institute of Education

¡Good evening families! Estamos teniendo una suerte que no nos la creemos, llevamos casi 5 días en Irlanda y… ¡casi no hemos visto la lluvia! De acuerdo, no os negaremos que no ha imperado un Sol radiante 24/7 pero, a pesar de estar nublado la mayor parte del tiempo, solo han caído cuatro gotas momentáneas. Y hoy, miércoles 5 de Julio, señoras y señores, ¡ha salido el SOL! Y le hemos caído tan bien que se ha quedado un buen rato con nosotros.

Estamos que no paramos, que si level tests, que si actividad por aquí, excursión por allí, clase de inglés por allá… No os preocupéis, que os lo explicaremos todo. Pero eso sí: lo estamos pasando en grande.

El lunes por la mañana, después de tanto ir arriba y abajo el domingo, los chicos tuvieron que centrar un poco la cabeza para hacer los tests de nivel. Fueron estupendamente y por la tarde ya pudieron relajar el cerebro once again, porque nos fuimos de visita al centro de Dublin. Nick, nuestro guía, nos fue dando explicaciones sobre los hits de la city: la estatua de Molly Malone, donde cantamos la famosa canción Irlandesa sobre ella (dicen que si tocas sus pechos, encontrarás el amor pronto), el Trinity College, O’Connell Bridge, con las cuatro banderas de Connacht, Leinster, Munster and Ulster (las cuatro provincias Irlandesas) The Spire of Dublin, Grafton Street y sus tiendas, Ha’penny Bridge, uno de los lugares más famosos de Dublin, la zona de Temple Bar… Después del pequeño tour, tuvimos más de 1h de free time, en el que pudimos ir de shopping, al supermercado, tomar un helado, dar una vuelta, comprar material para las clases, etc.

Después de esto, volvimos a la residencia a cenar, donde nos esperaba una noche de Juggling Show. Vino un malabarista profesional, que hizo un espectáculo que nos dejó con la boca abierta. Algunos chicos y chicas pudieron participar con él y fue muy impresionante, sobretodo el último truco en el que hizo malabares con 3 cuchillos.

El martes por la mañana llegaron las primeras clases, en las que los chicos y chicas conocieron a sus classmates (italianos, rusos, franceses, emiratís…) y teachers. Las clases son muy entretenidas y interesantes y cada día hay 1h30 de grammar y 1h30 de irish culture. Y por la tarde… ¡otra excursión! Esta vez fuimos a Butlers, una fábrica de chocolate de origen irlandés. Vimos un vídeo sobre la historia del chocolate y de Butlers y tuvimos que rellenar un breve test: las 3 personas con más respuestas correctas, se llevarían un premio. Las ganadoras fueron 3 chicas de nuestro grupo (uau!) Mar, Emma y Ruth. Después, nos dejaron probar el chocolate (que estaba de muerte), vimos la fábrica y el proceso de fabricación de los bombones y tabletas de chocolate (sorry, de esto no nos dejaron tomar fotos) e incluso Frederic pudo decorar un corazón de chocolate y aplastar una figura contra la mesa (como le indicaron en el museo, para demostrar que la figura estaba vacía, claro).

La noche del martes fue muy emocionante, ya que hicimos el Table Quiz. Por grupos, los chicos tuvieron que completar unos challenges con preguntas sobre cultura general, música, cine, series, famosos, cultura irlandesa, etc. y el grupo que contestara más preguntas bien podría saltarse la cola (eterna) de la comida durante un día entero! Nadie de nuestro grupo ganó, pero lo pasamos muy bien de todas formas.

Esta mañana ha tocado ir a clase de nuevo (como cada mañana). However, por la tarde hemos hecho muchas actividades divertidas. Dos músicos irlandeses nos han enseñado a tocar el Bodhrán, un tambor típico del país. Nos han hecho una demo y después los chicos han podido tocarlo mientras cantábamos canciones típicas irlandesas como Molly Malone, Dirty Old Town o Óró Sé do Bheatha ‘Bhaile.

Será que hemos cantado y tocado de maravilla, porque al salir del edificio donde hemos tocado el Bodhrán, ¡ha salido el Sol! Los chicos han podido disfrutar de un partido de rugby (muy reñido, por cierto) en manga y pantalón cortos y hemos hecho unas fotos estupendas del juego.

  

Oriol y Joan se lo están pasando en grande en el campus del A.C. Milano, donde practican su deporte favorito: el fútbol. El primer día les dieron un montón de regalos chulos: camisetas, pantalón corto, una mochila… ¡Volverán a Barcelona hechos unos profesionales!

Y esta noche, ¡más! ¡Qué ganas hay!