Tags:

Como dice la canción: “This is the end, beautiful friend”.

Notre Dame

Ahora sí. Ya todo ha terminado. A pesar de que todavía nos quede casi un día entero para reencontrarnos con vosotros, estas tres maravillosas e intensas semanas llenas de nuevas amistades y actividades han llegado finalmente a su conclusión. Ya sólo nos queda hacer las maletas y despedirnos de nuestras familias de acogida.

Eso sí, le hemos dado una gran despedida a la estancia éste fin de semana. Ayer, después de que nos fueran entregados los diplomas nos fuimos a dar la última vuelta por el centro de la cuidad y a terminar nuestras compras de souvenirs, etc.

Hoy, nos hemos encontrado temprano y nos hemos ido hacia Wicklow, donde hemos visitado una antigua cárcel, o como dirían los irlandeses, una “Gaol”.

IMG_1833

IMG_1837

IMG_1838

IMG_1859

IMG_1871

IMG_1846

IMG_1847

IMG_1849

IMG_18401

IMG_1853

IMG_1852

IMG_1863

IMG_1868

IMG_1869

IMG_1876

IMG_1877

IMG_1887

Luego, hemos ido hasta un pueblecito costero llamado Bray y hemos comido en la playa.

IMG_1891

IMG_1890

IMG_1888

IMG_1897Después de la comida hemos ido al Sealife Bray, un aquario en el que hemos visto multitud de criaturas marinas de todo tipo: desde tiburones hasta estrellas de mar pasando por tortugas y peces globo.

IMG_1898

IMG_1902

IMG_1904Una vez llegados de nuevo a Notre Dame nos hemos despedido de los compañeros de otros grupos y de Matt (O.P. para los amigos – el monitor que nos ha acompañado en la mayoría de las salidas) y nos hemos dirigido hacia el Centro Comercial de Dundrum. Allí hemos paseado, comprado y finalmente hemos hecho nuestra cena de despedida que, después de no lograr ponernos de acuerdo con el sitio al que ir que hiciera feliz a todo el mundo, ha sido en McDonalds con postre en The Shake Shop.

IMG_1916

IMG_1917

IMG_1906

IMG_1907

En fin… ya veis que, a pesar del cansancio, hemos estado a la altura y ¡hemos pasado un gran último día todos juntos!

¡Ha sido un lujo poder compartir éstas tres semanas con vosotros TT’s & Immortal Bekas! 😉

¡Hasta siempre!

Mariona