Y después de un bonito día rodeados de naturaleza ¡¡qué mejor que un fantástico afternoon tea!

Thurles

Una relajante y fascinante experiencia en Irlanda: un afternoon tea en toda regla con unos dueños del local irlandeses auténticos que nos cantaron canciones y nosotros a ellos, ¡excepcional!

¡Nada mejor para acabar el día! Que más se puede pedir después de estos momentos de naturaleza, de parajes inigualables, conocimiento, conexión con chicos irlandeses y un afternoon tea

…. ¿verdad que suena EXCELENTE?