Exprimiendo las últimas horas en Carlingford Camp

CARLINGFORD CAMP

¡Buenos días a tod@s!

Los de dos semanas ya tienen las maletas hechas y todo listo para volar esta tarde aunque todavía les quede una última actividad esta mañana. El ritmo no parará ni en las horas previas a su salida, tampoco lo ha hecho este último par de días, os cuento:

El viernes por la mañana hicimos la última actividad que nos quedaba: “High Ropes” ¡Y la verdad es que fue de las que más triunfó! Se trata de una pista americana construida a varios metros de altura donde hay que superar pruebas, generalmente en equipo, para conseguir llegar a lo más alto. Los chicos, bien atados con las protecciones que les colocaron los “instructors”, no tuvieron ningún miedo en realizar todas las pruebas. Día de los más soleados que hemos tenido y de los mejor aprovechados, porque por la tarde, los que no hicieron “Laser Combat” tuvieron clase, esta vez al aire libre y con la deseada entrega de diplomas. Después de cenar, aprovechando el buen tiempo, aprendimos algo de “Gaelic Football” en el campo verde que hay al lado del centro. El football irlandés de verdad, deporte singular donde los haya, en estas tierras consigue mover a millones de seguidores, a mí personalmente me ha cautivado.

Ayer sábado fue día de salida al extranjero. Sí, habéis leído bien, cogimos el bus y cruzamos la frontera para adentrarnos en Irlanda del Norte. Pasamos gran parte del día en el museo Titanica, un museo enorme que consta de dos partes. La primera es un museo de tres plantas dedicado a la industria del transporte, vimos réplicas de trenes y automóviles antiquísimos, sin olvidar el plato fuerte del lugar: la exposición del Titanic, realmente interesante. La segunda es el “Folk Museum” la réplica de un pueblo irlandés de hace cien años con las típicas “cottages” y, lo más atractivo de todo, personajes de la época con los que interaccionar para saber cómo vivían por aquél entonces. Al final de la visita la mayoría de chicos acabaron entreteniéndose como lo hacían los niños de antaño, con juegos que nunca pasará de moda. Y finalmente, fugaz visita a la capital de Northern Ireland: Belfast. Los chicos aprovecharon para hacer algunas compras pero eso sí: ¡Sin olvidar que hay que cambiar los Euros por Libras Esterlinas!

Como hemos sido muy buenos durante estos días, el staff del centro nos ha dejado escoger nuestra última actividad y una mayoría aplastante ha elegido “Laser Combat”. Los 13 que vuelven esta noche a casa habrán exprimido al máximo su tiempo en tierras irlandesas, os lo puedo asegurar, aunque el mejor testimonio, de eso no me cabe duda, será el suyo propio.

¡Un saludo!

Quique

2 comments

  1. Marta

    Gracias otra vez, siempre un placer leer los comentarios y mirar las fotos. Se que se lo pasan genial también por los comentarios de los chicos cuando alguna vez hablamos por el mobil.
    Un saludo para todos

  2. Marta

    Gràcies per tot Quique, la Marina està super contenta de l’estada a Carlingford.

Comentarios cerrados.