Tags:

Fiesta de despedida

Área de los Grandes Lagos Julio

 

¡Hola a todos!

Aún quedan un par de días antes de irnos, pero como pasamos el último en Chicago y mañana tenemos un partido de béisbol al que ir, hoy hemos hecho la fiesta de despedida. Empiezo diciendo que ha sigo absolutamente GENIAL.

La fiesta la hemos hecho en casa de la abuela de una de nuestras chicas. Aquí en Estados Unidos todo el mundo es muy abierto y está dispuesto a colaborar, así que cuando pedimos voluntarios se ofrecieron rápidamente. Hemos estado todo el día en el jardín y en la piscina, porque hacía una temperatura estupenda. La verdad es que han sido muy amables, porque al llegar tenían preparadas unas carpas, mesas y sillas para que todo el mundo pudiera estar cómodo.

Cada chico venía con su host-family, así que ya os podéis imaginar que ha sido una reunión multitudinaria. Todo el mundo ha traído un plato preparado de casa y se ha convertido en un macro-buffet con todo tipo de platos. Han triunfado las cookies que una de nuestras chicas con su family ha preparado. También la tortilla de patatas que otra de ellas ha cocinado ¡Deliciosa, deliciosa! Aunque aquí comemos mucho, echamos un poco de menos la comida mediterránea.

Después de comer (y algunos antes), nos hemos metido en la piscina. Hemos reído mucho, y la verdad es que los chicos han disfrutado mucho con sus “hermanos”. Se podía ver la buena relación que tenían con todas las familias y lo buenos hermanos que son. ¡¡¡Cómo cuidaban a los pequeñines!!! Un gustazo poder disfrutar de un día así, con tan buen rollo entre todos y sin parar de reír.

Como veis, nos lo hemos pasado genial, pero ya empieza a notarse que nos vamos. Algunos de los chicos ya empiezan a preguntarnos si pueden hacer como si perdieran el pasaporte, o si podemos anular los vuelos,… cualquier cosa para quedarse más tiempo. Y eso sólo puede significar una cosa: ¡ENTRE TODOS HEMOS CONSEGUIDOS QUE ESTE VERANO HAYA SIDO GENIAL! Aquí toca decir, que los chicos han sido muy importantes en esta tarea. Nos hemos convertido en un grupo genial, todos se han llevado bien entre ellos, todos han colaborado para ir a la una, todos han respetado las normas, todos han disfrutado y puesto de su parte en las actividades… Vamos, los monitores no podíamos haber deseado un mejor grupo y esto lo decimos desde el fondo de nuestro corazón. ¡Los vamos a echar de menos!

¡Saludos desde Niles!